Richard Feynman: La Clave de la Ciencia

Anuncios

2 comentarios

  1. Tras la guerra, yo estaba muy preocupado por la bomba. Yo no sabía a qué se iba a parecer el futuro y, ciertamente, no estaba ni remotamente cerca de asegurar que nosotros íbamos a durar hasta ahora. Por ello, una de las preguntas era: ¿hay alguna maldad involucrada en la ciencia?

  2. Veamos otro aspecto. Si se trata de definir energía, el asunto puede invertirse; podemos decir que si algo se mueve posee energía, pero no que lo que lo hace mover es la energía; es una diferencia tan sutil como en aquel enunciado de la inercia. Quizás se puede aclarar más de la siguiente manera: si se pregunta a un niño qué hace que el perro de cuerda se mueva, debe pensarse en lo que respondería una persona común y corriente; podría ser: “el resorte enrollado trata de desenrrollarse, con lo cual acciona el mecanismo”. ¡Qué buena forma de iniciar un curso de ciencia! Desbaratemos el juguete, veamos cómo funciona, observemos el mecanismo, los engranajes, la forma como fue armado, la ingeniosidad de los que diseñan estos y otros juguetes; esto sería excelente. Pero la respuesta del texto es desafortunada pues pretende enseñar una definición y no enseña nada. Supóngase que un estudiante dijera: “yo no creo que sea la energía lo que lo hace mover”. ¿Hacia dónde se orientaría la discusión después de esta respuesta?.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: