Almas y Órganos

Mariló Montero, toda ella intensa mirada e intelectual compostura, dice que se alegra de que los órganos del asesino de la niña del Salobral no puedan ser trasplantados no vaya a ser que el alma de ese hombre permanezca dentro de alguno de ellos.

Estoy convencido de que muchas personas que llevan esperando un riñón, un corazón o un pulmón durante meses o años se hubieran arriesgado a que les trasplantaran “el alma” (sea lo que sea a lo que se refieran cuando hablan de ella) de aquel tipo a cambio de un poco más de vida.

Anuncios

Una respuesta

  1. I like this site it’s a master piece! Glad I detected this on google.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: